Invertir en Crisis: 10 Consejos para hacerlo con Éxito

Invertir en tu propia empresa, en otras empresas, en la bolsa, planes de pensiones o cualquier tipo de inversión siempre lleva asociado un riesgo, si a ese riesgo le sumamos una crisis macroeconómica global, es fácil llegar a la conclusión de que quizás no es el mejor momento de invertir, aunque no todo el mundo piensa, ni actúa así.

En este post quiero darte una serie de consejos de cómo invertir en tiempos de crisis sumando probabilidades para minimizar el riesgo y maximizar tus opciones de éxito.

Pero también te voy a ayudar a que hagas un análisis de mercado que te permita sumar probabilidades de éxito, y elegir así, cuál es ese negocio que podrías emprender, en el que estarías dispuesto a invertir, corriendo el menor riesgo posible.

Sin embargo, en este contexto hostil muchos inversores hacen crecer sus ingresos y activos haciendo valer el proverbio holandés no puede impedirse el viento, pero hay que saber construir molinos.

Este proverbio ilustra muy bien el hecho de que detrás de cada crisis, existe una oportunidad. Hablo de las oportunidades que aparecen con los nuevos hábitos de consumo, con los sectores tradicionales que tienen que adaptarse a la nueva realidad, con las nuevas tecnologías disponibles, con los nuevos canales, mercados de venta y comercialización.

Una economía que entra en colapso, es una economía que se tiene que rehacer, y es ahí, en ese renacer, donde muchos empresarios se ven arruinados, otros muchos se mantienen o crecen y otros emprenden alcanzando el éxito.

Aquellos que triunfan en este callejón sin salida temporal no lo hacen por azar sino que han acumulado probabilidades a su favor con un análisis detallado y profundo del mercado, las opciones de inversión disponibles, las nuevas demandas de los consumidores.

10 consejos para invertir en una crisis financiera

De cara a invertir en tiempos de crisis tienes dos opciones: hacerlo en ti mismo, y montar tu propia empresa, o invertir en terceros (empresas, mercado de valores, inmuebles u otros activos financieros). Sea cual sea la opción que elijas, estos consejos te serán de gran utilidad:

1. ¿Por qué quieres invertir?

Has decidido invertir, o estás planteándotelo. Por eso debes recapacitar y analizar cuáles son los motivos que te llevan a plantearte esta opción. Y aquí entran en juego tus objetivos. ¿Dónde te ves dentro de 5 años? O, ¿dónde te gustaría estar? No es lo mismo querer ser el próximo Steve Jobs, que querer tener unos ingresos extras, por ejemplo de $20,000 más para pagar los estudios de tus hijos.

Este primer punto es importante, ya que, dependiendo de tus objetivos, tendrás que decidir cuánto estás decidido a invertir y con cuánto no me refiero solo a dinero, sino a tu tiempo. Porque invertir no es solo una cuestión de economía. Para invertir necesariamente tienes que asumir unos riesgos.

2. Revisa y ordena tus recursos

Se trata de organizar tus ingresos, tus gastos y tu tiempo, de revisarlos y ordenarlos para tener muy claro cuánto estás dispuesto a invertir y para definir después cuál es el modelo de negocio más adecuado que cumpla con tus objetivos iniciales.

3. Compromiso con tus objetivos

Has establecido unos objetivos en base a lo que quieres conseguir y teniendo en cuenta cuál es el riesgo que estás dispuesto a correr. Por eso es tan importante que no te desvíes y enfoques tus esfuerzos en cumplir esos objetivos, improvisando lo menos posible, recuerda un un mal plan es mejor que no tener un plan. De esta forma te aseguras seguir avanzando con un rumbo claro que te permita aumentar tus probabilidades de éxito.

4. Olvídate de la opción más rentable

No te dejes seducir sin más por las opciones de inversión más rentables, a la hora de invertir existen opciones para todos los perfiles de riesgo, en cierta forma el haber establecido tus objetivos habrá definido ya tu perfil de riesgo. Cuanto mayor riesgo, mayor rentabilidad y viceversa, si en este punto, las opciones de inversión que te quedan suponen asumir un nivel de riesgo con el que no te sientes cómodo, es un buen momento para replantear tus objetivos.

Ya has ordenado tus recursos, establecido tus objetivos y has definido tu perfil de riesgo, es el momento de perfilar que características deben de tener los negocios con más probabilidades de éxito.

5. Apuesta por un negocio con base tecnológica

Los avances cada vez se dan en un menor espacio de tiempo y tienen un mayor impacto en la actividad de las empresas. Por eso, los negocios que han sabido adaptarse, son los que han logrado tener éxito. Por otro lado, los que no lo han hecho, inevitablemente se han hundido o estancado.

Pero, ¿por qué elegir un negocio con base tecnológica?

  • Se adaptan a las necesidades del consumidor.
  • Uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).
  • Mercado global. Al usar canales online, el público al que pueden alcanzar es mayor.

Por ejemplo, el sector de las comunicaciones está en pleno auge, la tecnología forma parte de nuestras vidas y más concretamente la tecnología móvil con el uso de las aplicaciones. Seguramente estás leyendo este post desde tu smartphone. Según el informe Ditrendia Mobile 2019, recientemente publicado, el dispositivo de acceso a Internet más usado es el móvil, con un 96%, frente a un 51% desde un ordenador portátil.

Solo en 2018 se descargaron 194 billones de aplicaciones móviles, lo que supone un aumento del 9% con respecto al año anterior, y según un informe de App Annie se prevé que, para el 2020, el aumento en el uso de Apps móviles, sea del 270% 😱

6. Mercado de micronicho = Menos competidores 

El invertir en un mercado de micronicho tiene una serie de ventajas que pueden ser especialmente útiles en una crisis:

  • La especialización permite un precio superior
  • No son mercados atractivos para grandes compañías con altos costos fijos
  • Requieren menos infraestructura de atención
  • Incrementa la efectividad publicitaria
  • Mensaje más fácil de comunicar que genera diferenciación
  • Internet permite distribución y atención de nichos rentablemente
  • Trae claridad al negocio
  • Enfocarse en un nicho encauza la gestión comercial
  • Hace las alianzas estratégicas más productivas
  • Enfocarse en un nicho define el contenido a crear
  • Incrementa los cierres

Por seguir con el ejemplo de la tecnología en las comunicaciones, el mercado de las Apps es uno de los nichos más importantes y un micronicho podría dar servicio de marketing móvil con Apps a los pequeños negocios. Micronicho de Apps para restaurantes, micronicho de Apps para peluquerías, para Inmobiliarias, etc.

A día de hoy, existimos empresas y tecnologías como nosotros apptumedida.net que nos dedicamos al diseño y desarrollo de aplicaciones móviles para este nicho de mercado.

7. Propuesta de valor diferencial y bien definida

Enfócate en crear una propuesta de valor diferencial o invierte en aquellas empresas que la tengan. Una propuesta de valor bien definida tiene los siguientes beneficios:

  • Se está creando valor
  • Te obliga a diseñar tu cliente ideal
  • Focalizar tus esfuerzos
  • Diseñar productos o servicios que se vendan seguro
  • Conseguir precios premium
  • Expansión de clientes
  • Tener un brand mantra que conecte emocionalmente con los clientes

Por eso reforzar la propuesta de valor es esencial para lograr el éxito. Cuando una persona decide comprar es porque lo que recibe le ofrece mucho más que la propia inversión que se está realizando.

En el caso del nicho de Apps para PyMES, la propuesta de valor está vinculada al crecimiento que una App puede traer al negocio, en forma de adquisición de nuevos clientes, fidelización a los actuales y reducción de costes de operaciones.

Banner sobre cómo hacer una aplicación móvil sin programación

8. Diversificación

Si optas por invertir en terceros, puedes diversificar tu inversión en diferentes sectores, tipos de interés o tipos de activos, sin embargo, si vas a invertir en tu negocio puede ser que no quieras invertir el 100% de tu capital en tu empresa y dedicar parte a invertir en otros negocios. Puedes buscar socios para cubrir la parte del negocio que invertirás en terceros y completar así la inversión necesaria restante.

Diversificar tu inversión tiene dos beneficios fundamentales:

  • Disminuye el riesgo. Si decides no invertirlo todo en un mismo negocio y ese negocio no funciona no estarás perdiéndolo todo. O si decides invertir una parte en distintos negocios sería lo mismo. Puede fracasar uno, pero no necesariamente todos.
  • Aumenta las probabilidades de rentabilidad. Del mismo modo, al diversificar tu inversión también aumentar las probabilidades de rentabilidad ya que si has sumado las suficientes probabilidades de éxito ese negocio puede empezar a generar una rentabilidad.

Diversificar también puede hacer referencia a «atacar más a un micronicho». En el ejemplo de las Apps para negocios de restauración, una forma de diversificar podría ser hacer una propuesta de valor para otro tipo de negocio, por ejemplo hoteles. De esta forma, la posibilidad de que el producto/servicio encaje con los potenciales clientes, es mayor. En cualquier caso, es mejor siempre enfocarse en uno o dos sectores como máximo, para no diluir esfuerzos. Ya conoces el dicho, quien mucho abarca poco aprieta.

9. Generación de ingresos pasivos y recurrentes

Que tu negocio tenga la posibilidad de generar ingresos pasivos es increíble. Y es que estos ingresos adicionales se consiguen sin realizar un esfuerzo extra y sin la necesidad de invertir más, es decir, no hay que estar de forma activa generando ese ingreso.

Tradicionalmente existen 3 modelos de negocios que generan ingresos pasivos:

  • Derechos de autor: Requiere haber escrito un libro, una canción, etc. Entre un 5% y 7% de rentabilidad.
  • Alquiler inmobiliario: Entre un 3,5% y un 7,5% de media.
  • Empresas tradicionales: Entre un 4% y 9% de media.

Estos tipos negocios son muy intensivos en recursos de tiempo y de dinero. Recientemente existen nuevos tipos de negocios basados en tecnología en la nube, que aumentan considerablemente la rentabilidad por que son menos intensivos en tiempo y dinero.

  • Negocio SaaS (Software as a Service): + de un 9% de rentabilidad

En esta categoría, entraría el nicho de Apps móviles para pequeñas y medianas empresas. Siguiendo con este ejemplo, un emprendedor de este nicho estaría generando dos tipos de ingresos, por un lado un ingreso activo puntual derivado del propio diseño y creación de la App, y por otro lado un ingreso pasivo y recurrente por las cuotas de mantenimiento y soporte técnico que se cobra al negocio por el uso de la App. Esta cuota de mantenimiento, es la que permite al negocio gestionar la App para hacer crecer su negocio.

10. Escalabilidad del negocio

Un negocio escalable es aquel que puede crecer de manera exponencial sin necesidad de invertir cada vez más dinero. Si vas a decidir invertir, que sea un negocio escalable es uno de los puntos que más probabilidades de éxito suma al no tener que aumentar la inversión inicial.

Algunos de los beneficios de los negocios escalables son:

  • Combinación perfecta entre poca infraestructura y altos beneficios. Un negocio que no necesite aumentar los costes de inversión pero sí lo hagan sus beneficios es un negocio escalable.
  • Eficiencia en los recursos. A medida que los beneficios aumenten se podrá invertir en realizar mejoras en procesos que repercutan directamente en un aumento a su vez de los ingresos.
  • Optimización constante = mejora y crecimiento asegurado.

La flexibilidad que ofrecen estos negocios permite la reacción y la mejora instantánea ante un mercado cambiante.

El negocio de las Apps cumple también este requisito, ya que al ser un negocio SaaS, el peso del desarrollo y mantenimiento de la tecnología recae sobre el proveedor del servicio de creación de Apps, esto hace que la infraestructura para empezar a ofrecer aplicaciones para pequeños y medianos negocios sea mínima, y la tecnología avance sin tener que destinar recursos a ese punto. Por otro lado, al ser un negocio de nicho en un mercado emergente en el que aún a día de hoy hay pocos competidores, hace que la rentabilidad sea mayor, asumiendo un riesgo escaso.

En definitiva, invertir es una decisión que conlleva unos riesgos pero, si realizas un buen análisis y tienes en cuenta todos los parámetros que influyen, que suman probabilidades de éxito, será más fácil lograrlo y no equivocarse o no asumir riesgos innecesarios.

Espero que te haya resultado de ayuda este artículo. Si es así, compártelo con familiares y amigos. Todos merecen conocer qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de invertir cuando hay crisis.

Te vemos pronto bendiciones y éxito en tus empredimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *